Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Historia de Estados Unidos’ Category

semanario Claridad Archives - LVDSEl semanario Claridad es una publicación que este año cumple sesenta años defendiendo y promoviendo la independencia de Puerto Rico, la colonia más atigua del planeta. Durante este periodo ha enfrentado persecución política, ataques terroristas y los vaivanes socio-económicos y políticos de la sociedad puertorriqueña. La  entrega de quienes durante todos estos años han luchado por la supervivencia de este vocero de la nacionalidad puertorriqueña es encomiable.

En estos sensenta años Claridad ha sido mucho más que el vocero de una lucha política. Este semanario ha sido también un medio cultural, en donde academicos de diversas disciplinas  han  disfrutado de un espacio para compartir sus ideas. Comparto con mis lectores una corta nota titulada “1898, del otro lado“, escrita por la Dra. Dolores Aponte Ramos,  sobre el uso de la música “como recurso publicitario” durante la guerra hispano-cubano-estadounidense en 1898.


1898, del otro lado

Lola Aponte, de oficio hilandera.

Claridad

24 de julio de 2020

Nos propone Sun Tzu:  cuando se conduce a los hombres a la batalla con astucia, el impulso es como rocas redondas que se precipitan montaña abajo: ésta es la fuerza que produce la victoria.” ¿Cómo lograr el discurso que lograr mover las rocas?  ¿Quienes eran los soldados que en el 1897 fueron movidos a la guerra hispanoamericana? ¿Cómo hacerles partícipes de una ideología dominante en la cual se percibieran como salvadores en la lucha del bien versus el mal?  ¿Qué nociones del otro, del enemigo y de sí mismos los alentaba?

Esta guerra recurre a la prensa y a la música para crear el espíritu entre los soldados y ciudadanía de la necesidad de la guerra   Aquí propongo algunos textos visuales y musicales para darnos un sabor de la Guerra Hispanoamericana, conocida en los libros de historia militar de USA como “la guerra breve,”  Primero la representación de España como enemigo irracional y degradado.  Estas caricaturas ampliamente difundidas, crean “al otro” en cuanto  animalizado y brutal, asesino de los soldados el Maine, violador de la libertad.

Article Images | Origins: Current Events in Historical PerspectiveComo sabemos hacía ya décadas que latifundistas norteamericanos habían comprado enormes fincas en el Caribe hispano.  El interés por Cuba y Puerto Rico se había expresado incluso en la colaboración con los Partido Revolucionarios de ambas islas si bien fundados en New York.  Se había  materializado en el apoyo en armas a los mamvíses, ejército de guerrilla cubano organizado contra el estado español y asilo a figuras cimeras en la búsqueda de la independencia.  La imagen, sin embargo, no está dirigida hacia la intelligentsia militar, que conoce los intereses comerciales y expansionistas de esta guerra.  Esta imagen amarillista y metafórica está enfocada al lector promedio del periódico.  La auspicia el cuerpo militar, liderado por Teddy Roosevelt, para crear opinión pública.  Buscan y logran apoyo masivo a la primera guerra claramente imperialista de Estado Unidos.  Los cuerpos sangrientos, la ferocidad de contrincante, de proporciones corporales gigantescas son elocuentes en sí mismas.  Un importante grupo de jóvenes voluntariará para hacerse soldados a favor de tan justa causa. Formarán varios regimientos, voluntarios que servirán de linea de frontal de infantería.    En la imagen, Tio Sam protector de la Cuba feminina, presuntamente a punto de ser violada, mira con miedo a españoles de tez oscura que detiene su ataque mas no su gesto violento   Así la guerra se torna en una de protección de valores domésticos, un desarrollo contra la infamia antes que una búsqueda expansionista .  Los habitantes de las islas no parecen tener historia, y se nos muestran incapaces de  buscar redención propia, no parecen conocer la posibilidad siquiera de reclamar derechos, tampoco se les adjudica valores propios   Damiselas asustadizas, subyugadas ellas mismas ante su salvador  Sin duda la fantasía de dominación perfecta.  Es este la misma ideología que expresa su música.

Song sheet cover featuring Eugene Stratton in All Coons Look Alike ...

La música, como recurso publicitario,  mayormente producida alrededor de la casa de publicación Tin Pan Alley.  Entre los grandes éxitos del 1898 produjeron Yankee Doddle Dewey,  y Ma Fillipino Babe.  Esta compañía es responsable de otros top ten en el billboard de la época, tales como ˆ  All the Coons Look Alike to Me—(Todos los putos negros me parecen idénticos, traduzco temblándome el corazón)   Mientras Mark Twain se oponía a la intrusión militar como contraria al espíritu de la república, su país que había salido de su primera gran recesión estaba listo para adelantar la propuesta de intervención militar en el Caribe y cantaba a coro estas melodías.  Aquí tres fragmentos de canciones a las que siguen traducciones :  

A CALL FROM CUBA – J. R. Martin

 Rouse! Sons of Columbia, hear the cry of despair, Wrung from skeleton forms in the dreary night air;

Human forma herded there by a mandate from Spain, Without help, food or shelter, from sun, cold or rain; Age and infancy blend, no strong arm to defend, They wait in dull anguish the sorrowful end;

They’re our neighbors in Cuba; oh, hear their sad cry: “Save us, sons of Columbia, or haste, ere we die.”

Have we forfeited life because longing to be

Like your glorious union, in full liberty?

Our hearts are like lead ‘neath this load of despair,

You are brave, you are generous, hear this our prayer; By your own love of liberty, grant us the same,

Shield our homes and loved ones from the fury of Spain; Then the star spangled banner in triumph shall wave, O’er the land of the free, and the home of the brave.

We have suffered for years every outrage which Spain Could invent to insult us and fill lie with pain;

The music they love is the shriek of desviar

And the moan of lost innocence in the night air;

Oh God! hear our cry, from Thy throne up on high, Send deliverance from Spain, or permit us to die;

May the star spangled banner o’er Cuba soon wave, Blessed emblem of peace for the home of the brave.

AS WE GO MARCHING THROUGH CUBA – Wilbur Eastlake

Hark, ye freemen, to the drums that call yon to the fray. Liberty now needs her sons, the fight is on to-day; Truth and Justice will prevail and Tyranny decay

As we go marching through Cuba.

Ignorance of human rights, contempt for human kind

And neglect of Freedom’s growth hath made Earth’s rulers blind. Fling Old Glory to the breeze, ‘twill closer brave hearts bind

As we go marching through Cuba.

“REMEMBER THE MAINE” – Lilith V. Pinchbeck Hark! don’t you hear the trumpets?

The beating of the drum

And measured tread of marching feet Proclaim that war has come.

The battle cry rolls onward

As they thin the ranks from Spain— ‘T is no more “Remember the Alamo But “Remember, boys, the Maine!”


A CALL FROM CUBA – J. R. MartinDe pie, Hijos de Columbia, escuchen el grito de dolor, 

de retorcidos esqueletos en el triste aire de la noche

Manada de formas humanas reducidas por mandato de España:

sin ayuda, comida; ni cobijo del sol, el frío o la lluvia,

 infancia y vejez sufren, sin brazo que les defienda,

 esperan en angustia el triste final. 

Son nuestros vecinos, Cubanos; 

Escucha sus tristes gritos: “Sálvennos, hijos de Columbia,

aprisa,  o moriremos 

¿Débemos sacrificar nuestra vida por querer tener,

 una nación como la suya, gloriosa, llena de libertad? 

nuestros corazones son como plomo bajo esta carga de dolor

son ustedes bravos, generosos, escuchan nuestra 

!Qué su amor por la libertad nos ampare a nosotros por igual 

protejan nuestras casas y a nuestros amados de la furia de España!

Entonces, la bandera de estrellas y rayas, triunfante ondeará  

sobre la tierra del libre y el hogar del valiente. (fragmento, traducción nuestra)

AS WE GO MARCHING THROUGH CUBA – Wilbur Eastlake

Atención!!, hombre libres al tambor.  les llama al servicio de libertad que necesita de sus hijos

en la lucha de hoy, Verdad y Justicia vencerán; t tiranía caerá

Según marchamos por Cuba

huirán los gobernantes con su ignorancia por los derechos humanos, 

 su desprecio por la vida y el olvido de desarrollar la Libertad humana.

Su gloria se desvanecerá en el aire

cuando nuestros bravos corazones 

Marchen por Cuba

Read Full Post »

El Public Domain Review acaba de hacer disponible una versión digital de la primera edición del discurso pronunciado por Fredrick Douglas el 5 de julio de 1852, criticando la hipocrecia de celebrar la independencia de Estados Unidos cuando millones de negros seguían siendo esclavos.  Bajo el título First Edition Pamphlet of Frederick Douglass’ “What to the Slave Is the 4th of July?” (1852), este documento viene acompañado de un breve análisis de su importancia como una de las piezas de oratoria más significativas de la historia estadounidense, así como también una fuente invaluable para el estudio de la esclavitud en Estados Unidos.

Los interesados en este documento pueden ir aquí.

Para mis lectores hispano parlantes incluyo a continuación la traducción de las primeras dos páginas de este discurso producida por la página Mass Humanities.


Frederick Douglass's "What to the Slave is the Fourth of July ...

El significado del cuatro de julio para el negro Frederick Douglass July 5, 1852

Nota: Por razones históricas, en esta traducción se han empleado las formas de vosotros para la segunda persona plural. Aunque vosotros ya no se usa en el español hispanoamericano, era común durante el siglo xix, y sobre todo en la oratoria; por consiguiente, ayuda a captar, por analogía, el estilo decimonónico del inglés de Douglass.

1 Sr. Presidente, Amigos, y Ciudadanos de Compañero: La tarea antes de mi es alguno lo que requiere mucho pensamiento anterior y estudio para su desempeño adecuado. No me recuerdo nunca haber a parecer como un altavoz en frente de alguna asamblea con nerviosismo, ni con más desconfianza en mi habilidad que hago este día. Los papeles y los carteles dicen que voy a entregar una oración sobre el cuatro de julio. El hecho es, señores y señoras, la distancia entre esta plataforma y la plantación de esclavos, desde que me escapé, es considerable-y los dificultades para superar para que mover del último al anterior, no son leves. Lo que estoy aquí es algo de asombro así como de agradecimiento.

2 Esto, para el propósito de esta celebración, es el cuatro de julio. Esto es el cumpleaños de tu Independencia Nacional, y de tu libertad política. Esto, para ti, tiene la significa de la Pascua para la gente emancipada de Dios. Se lleva a tus mentes al día, y al momento de tu gran liberación. También, esta celebración significa la empieza de otro año de tu vida nacional; y te recuerda que la República de América ahora tiene 76 años. Estoy feliz, ciudadanos de compañero, porque tu nación está muy joven. Eres, incluso ahora, sólo a la empieza de tu carrera nacional, todavía persistiendo en el período de infancia. Repito, me alegre que esto es verdad. Hay esperanza en el pensamiento, y la esperanza es muy necesaria, debajo de los nubes oscuros que se bajan sobre el horizonte.

3 Ciudadanos del compañero, hace 76 años, las personas de este país eran súbditas británicas. El estilo y el título de tu “gente soberana” (en el cual tu ahora gloria) no nació. Estabas debajo de La Corona Británica. Tus padres estimaron el Gobierno Inglés como el gobierno de tu casa. Inglaterra como la patria, aunque una distancia muy lejos de tu casa, les impone, por el ejercito de sus prerrogativas de los padres, a sus niños coloniales, tales restricciones, cargas, y limitaciones, como, en su juicio maduro, se considere sabio, correcto, y adecuada.

4 Pero tus padres, cuyos no adoptaron la idea que el gobierno es infalible, y el carácter absoluto de sus acciones, presumieron a ser diferente del gobierno local en respeto al sabio y la justicia de algunos de las cargas y restricciones. Ellos se fueron en lo que para pronunciar las medidas del gobierno que son injustas, irrazonables, opresivas, y en total medidas que no la gente no debe someter a silencio. No necesito decir, ciudadanos de compañero, que mi opinión sobre las medidas son completamente en conformidad con los opiniones de tus padres. Tus padres se sentían tratados duramente e injustamente por el gobierno local, entonces tus padres, como hombres de honestidad, y hombres de espíritu, buscaron la compensación. Ellos solicitaron y protestaron; lo hicieron con una manera decorosa, respetuosa, y leal. Esto, sin embargo, no respondió al propósito. Ellos fueron maltratados con indiferencia soberana, frialdad, y desdén. Aún perseveraron.

frederick douglass Corinthian Hall 1852 speech

5 La opresión hace enojado al hombre sabio. Tus padres estuvieron intranquilos debajo de este trato. Ellos sintieron como las víctimas de errores graves que son incurables en su capacidad colonial. Con hombres valientes siempre hay un remedio para la opresión. Aquí, ¡la idea de separación total de las colonias de la corona nació! Era una idea sorprendente, mucho más que lo consideramos a esta distancia del tiempo. La gente tímida y prudente de esa día, por supuesto, estaban sorprendidas por esta idea. Su oposición al pensamiento, lo que consideraba peligroso durante en ese tiempo, estaba serio y poderoso; pero, durante de su terror y vociferaciones asustados contra de la idea, la idea alarmante y revolucionaria continuaba, y el país continuaba también. 6 El dos de julio, 1776, el Congreso Continental, para la consternación de los amantes de la facilidad y de los adoradores de la propiedad, alarmante y revolucionaria. Lo hicieron por una forma de una resolución. Casi nunca concebimos resoluciones, las que creamos en nuestras días, que tienen significados mejores que la resolución del Congreso Continental: “Resuelto, que estas colonias unidas son correctos y deben ser estados independientes y libres; también son absueltos de la lealtad de la Corona Ingles en total. 7 Ciudadanos, la resolución cumplió por tus padres. Ellos triunfaron; y hoy cosechas las frutas del triunfo de tus padres. La libertad que ganaron es tuyo; y tú, por lo tanto, puedes celebrar este aniversario. El cuatro de julio es el primer gran hecho en la historia de tu nación-la parte tan importante que todo en tu destino subdesarrollado. 8 El orgullo y patriotismo, no menos que el agradecimiento, te inspiran a celebrar y recordarlo perpetuamente. Lo he dicho que la Declaración de la Independencia es anillo – perno de la cadena del destino de tu nación; entonces, de hecho, lo considero. Los principales que están en ese instrumento son principales de salvación. Adhiere a estos principales, sea leal a estos en todos las situaciones, en todos los lugares, contra de todos los enemigos, y a cualquier precio.

Para la traducción completa se puede ir aquí.

Read Full Post »

Comparto una nota periodistica escrita por Jaume Pi del diario La Vanguardia sobre una de las rebeliones de esclavos más importante de la historia estadounidense.  En 1831 un esclavo llamado Nat Turner dirigió una sangrienta rebelión de esclavos que fue duramente reprimida. Como bien señala el autor, esta y otras rebeliones de esclavos confirman la falsedad de quienes aún hoy alegan la bondad del regimen esclavista que fue fundamental en el desarrollo económico de Estados Unidos.


Screen Shot 2020-07-23 at 1.16.24 PM

Nat Turner: la rebelión del esclavo predicado

Jaume Pi

La Vanguardia 

7 de julio de 2020

Uno de los argumentos de los defensores del sistema esclavista en los EE.UU. fue que era un modo de vida garantizaba la paz social. Se sostenía que la misma población negra vivía conforme y feliz a este orden y que dicha jerarquía favorecía la convivencia entre razas. Esta visión idealizada se mantuvo incluso después de la proclamación de emancipación de Abraham Lincoln (1863) y es la que se refleja en la popular novela Lo que el viento se llevó, de Margaret Mitchell (1936), y posterior adaptación cinematográfica (1939).

Sin embargo, esta imagen no se sostiene en los hechos históricos. El periodo esclavista en EE.UU. no fue, ni mucho menos, una etapa pacífica. Resultó convulsa y conflictiva. Los afroamericanos sometidos nunca aceptaron de buen grado su condición y se estima que se produjeron hasta 250 rebeliones de esclavos entre 1619 y 1865 en el país, desde las célebres revueltas cimarrones en las colonias españolas en los siglos XVII y XVIII hasta las numerosas insurrecciones de principios del XIX en pleno crecimiento del movimiento abolicionista.

La rebelión de Nat Turner es considerada una de las más sangrientas e impactantes de aquel periodo. Turner, un esclavo que había podido aprender a leer y escribir gracias a la supuesta benevolencia de sus amos blancos, utilizó sus capacidades y su posición como predicador para liderar una insurrección que durante 2 días puso en jaque el condado de Southhampton, Virginia.

Fue un levantamiento violento, que conmocionó a la región y todo el país, y que provocó una reacción igualmente represiva y virulenta contra la población negra. Su impacto posterior implicó el endurecimiento de las leyes de los estados del sur contra los negros (tanto esclavos como hombres libres), una situación que se fue tornando insostenible hasta el estallido de la Guerra Civil (1861-1865).

Nat Turner nació el 2 de octubre de 1800. Nació esclavo, hijo de esclavos, en la plantación de su amo Benjamin Turner, de quien, como era costumbre, tomó el apellido. De bien pequeño demostró que tenía altas capacidades y, de forma excepcional, sus propietarios le enseñaron a leer y escribir, especialmente la Biblia y textos religiosos. La primera infancia de Nat fue relativamente feliz: era el niño preferido de sus dueños blancos, que le exhibían a las visitas como una rara atracción.

UNSPECIFIED - CIRCA 1754: Plantation slaves gathered outside their huts, Virginia, America. Photograph c1860. (Photo by Universal History Archive/Getty Images)

Plantación de esclavos en Virgina, en una fotografía tomada alrededor de 1860
 UniversalImagesGroup / Getty

Cabe puntualizar el contexto de la Virginia de ese entonces. En contra de lo que ocurría en el profundo sur, los propietarios no eran necesariamente crueles con sus siervos, que en algunos casos disponían de vacaciones o tiempo de ocio. Por lo tanto, tratos como los que obtuvo Nat no eran tan extraños. Sin embargo, llegada la adolescencia, ese privilegio se esfumó de forma abrupta. Cuando el joven tuvo la edad para ponerse a trabajar en los campos de algodón, fue apartado de sus estudios y tratado como un esclavo más.

La influencia de la religión tuvo un impacto brutal en Turner. De muy pequeño, su entorno familiar ya le atribuía unos poderes extraordinarios, fruto de una supuesta ancestral herencia africana. Él mismo se vio como una especie de elegido, asegurando que recibía mensajes o señales de Dios. Gozaba así de un gran prestigio entre los suyos, que le consideraban un líder y que le reconocían su inteligencia superior. Al mismo tiempo, conservaba la buena consideración de sus dueños, que veían en él la figura perfecta para evangelizar y tranquilizar al resto de esclavos.

Mantuvo su buena reputación de negro dócil probablemente como una estrategia para elaborar mejor su plan de insurrección. Sus motivos pudieron ser muchos: desde el desengaño por haber perdido su condición privilegiada hasta la toma de consciencia de la inmoralidad e injusticia del sistema esclavista. Todo ello aderezado por sus ideas religiosas. Dejó escrito que en la primavera de 1828 se había convencido de que “el Todopoderoso” le había encomendado “una gran misión” y que esperaba una señal para llevarla a cabo.

En torno a 1830, fue comprado por Joseph Travis, quien admirado por su buena fama, le permitió realizar reuniones religiosas en las que Turner comenzó a trazar sus planes. El predicador fue especialmente cuidadoso. Para evitar traiciones internas, se rodeó de un reducido grupo de fieles. Unas 4 o 5 personas a lo sumo que se intercambiaban la información a través de canciones y prédicas.

1831: Slaves rebelling in Virginia during the revolt led by Nat Turner. (Photo by MPI/Getty Images)

Litografía que muestra la rebelión de Nat Turner y su posterior neutralización por parte de las milicias del Estado de Virginia MPI / Getty

En febrero de 1831, Nat Turner interpretó un eclipse solar como la señal que estaba esperando. La noche del domingo 21 de agosto de 1831 comenzó la rebelión cerca de Cabin Pond, en el distrito Cross Keys de Southampton. Armados solo con hachas y cuchillos, el objetivo de Turner y de sus seis hombres era tomar Jerusalén, que así es como se llamaba la capital del condado. Su plan era sembrar el pánico en un ataque relámpago e intentar reclutar el máximo número de armas y combatientes por el camino.

Comenzaron adentrándose en la finca del dueño de Nat, al que ejecutaron rápidamente. Al mismo tiempo, convencieron a los esclavos para que se sumaran al grupo para seguir en la lucha. Este fue el modus operandi de los rebeldes durante esos días: recorrían la región, entraban en las casas, mataban a los dueños blancos, y trataban de convencer a los esclavos negros de que se unieran a la causa.

xiste cierta controversia sobre cómo fueron aquellos ataques. Las crónicas del momento hablan de masacres despiadadas y de todo tipo de atrocidades contra hombres, mujeres y niños, movidas por la sed de venganza de un “fanático religioso”. Lo cierto es que no hubo mucha piedad por parte de los insurrectos, como tampoco la habría posteriormente por parte de los propietarios blancos. Turner aseguró que la matanza indiscriminada solo se llevó a cabo inicialmente para generar alarma y añadió que, por ejemplo, evitó los ataques a “pobres blancos” por considerarlos también víctimas de aquel sistema.

Fuera como fuera, unas 70 personas blancas fueron asesinadas en apenas dos días hasta que la rebelión fue sofocada. Tras el shock inicial, los propietarios blancos comenzaron a organizar grupos armados y se produjeron intercambios de disparos en varias granjas. En las siguientes 48 horas, el grupo siguió liberando y reclutando esclavos -entre 50 y 80 personas se unieron a la lucha- hasta que los propietarios recurrieron a la infantería del estado que, mucho más numerosa en efectivos que los rebeldes, acabó por sofocar el levantamiento. Nat Turner pudo escapar.

SOUTHAMPTON COUNTY, VA - APRIL 09: The Porter house is seen at dusk on Tuesday April 09, 2019 in Southampton County, VA. In 1831 a slave rebellion was led by Nat Turner in Southampton County. Turner was found guilty and hung. The Porter family were warned about the insurrection and left before Turner and his followers arrived. (Photo by Matt McClain/The Washington Post via Getty Images)

Ruinas de una de las granjas del condado de Southampton que fueron atacadas por Nat Turnet y sus seguidores en 1831. The Washington Post / Getty

Ruinas de una de las granjas del condado de Southampton que fueron atacadas por Nat Turnet y sus seguidores en 1831. The Washington Post / Getty

La respuesta de las autoridades a la revuelta fue la de una cruenta represión. Con el líder de la rebelión todavía vivo, se optó por dar un mensaje ejemplarizante a la población negra. Los 16 rebeldes capturados fueron condenados a muerte por el tribunal del condado, y centenares de negros fueron linchados y ejecutados sin juicio por sus propietarios, incluso sin haber tenido nada que ver con la rebelión. Las noticias del levantamiento se propagaron rápidamente más allá del Southampton y las atrocidades contra los afroamericanos, fueran esclavos u hombres libres, se extendieron por el resto de Virginia y por los estados del sur.

El cabecilla de la insurrección sobrevivió semanas vagando por el condado sin que fuera capturado, hasta que se entregó a las autoridades el 30 de octubre de ese 1831 tras ser avistado por un granjero. El 11 de noviembre fue ahorcado en Jerusalén, Virginia, tras ser condenado por rebelión. Su cuerpo fue descuartizado y despellejado, en un intento de hacer olvidar su legado. Si se saben tantos detalles de su vida es porque él mismo se los dictó a su abogado de oficio, T.R. Gray, quien poco después de la ejecución publicaría Las confesiones de Nat Turner.

The Faculty Lounge: Was Nat Turner's Lawyer Gay?

El episodio del levantamiento de Nat Turner conmocionó no solo el condado de Southampton sino todo el país. EE.UU. vivía en aquel entonces un intenso debate sobre la idoneidad del sistema esclavista. Cabe matizar que los contrarios a la esclavitud eran partidarios de una abolición gradual y generalmente, más allá de consideraciones morales, esgrimían argumentos económicos. Sin embargo, la rebelión de 1831 tuvo un efecto contraproducente y el debate terminó abruptamente en el sur en favor de los defensores de la esclavitud, que se entendió como un elemento identitario de los estados sureños.

Además, el miedo a nuevas insurrecciones provocó el endurecimiento de las leyes. El Congreso de Virginia prohibió enseñar a esclavos, negros libres o de “raza mixta” a leer o escribir. Igualmente limitó las reuniones de esclavos y las congregaciones de las iglesias negras, imponiendo que al menos un blanco estuviera presente en este tipo de encuentros para evitar nuevas revueltas.

La nueva legislación también recortó derechos civiles de los negros libres e incluso de blancos favorables del abolicionismo, movimiento que en el sur quedó borrado de la noche a la mañana. Curiosamente fue entonces cuando en el norte tomó mayor impulso: ese mismo 1831 se fundó la New England Anti-Slavery Society, la primera asociación abolicionista de los EE.UU. Una irreconciliable división entre el sur esclavista y el norte antiesclavista se estaba gestando, una situación que acabaría por ser insostenible y desencadenaría la Guerra de Secesión.

La rebelión de Nat Turner es uno de aquellos episodios clave en la historia de los afroamericanos, aunque también de las más controvertidas. Turner es visto como un héroe, sobre todo porque su caso demuestra que la esclavitud nunca fue aceptada por sus víctimas. Sin embargo, existen muchas críticas contra dicha idealización por el componente extremadamente violento del suceso.

La historia alcanzó una gran popularidad a raíz de la publicación en 1967 de la novela Las confesiones de Nat Turner, de William Styrton, obra inspirada en el texto de Gray y presentado como una narración en primera persona del predicador. La obra ganó el premio Pulitzer, como en su momento lo había hecho el clásico de Mitchell. Asimismo, en 2016, el director Nate Parker rodó The Birth of a Nation, un filme basado en el libro de Styrton y que se llevó el primer premio en el festival Sundance

Read Full Post »

8d858-huellas“Huellas de los Estados Unidos: Estudios, Perspectivas y Debates desde América Latina” abre la convocatoria para su próximo número (N° 19, Septiembre 2020).

El Comité Editorial recibirá artículos para evaluación hasta el 15 de Agosto de 2020 (15-08-2020).

Los invitamos a enviarnos artículos sobre temáticas económicas, políticas, sociales y culturales, teniendo en cuenta la temática general de nuestra publicación​.

Los artículos remitidos deben cumplir estrictamente con las normas de publicación. Para verlas, hacer click aquí: http://www.huellasdeeua.com/normas/index.html

​ ​Para enviarnos material de publicación, envíenos un mensaje a: redaccion@huellasdeeua.com
Para hacernos llegar sus preguntas o consultas:
contacto@huellasdeeua.com

Read Full Post »

La Editorial de la Universidad de Valencia acaba de publicar el libro de la colega Valeria L. Carbone, Una historia del movimiento negro estadounidense en la era post derechos civiles. La Dr. Carbone  (@Val_Carbone) es profesora en la Universidad de Buenos Aires y editora de la revista Huellas de Estados Unidos.

Comparto la descripción del libro que aparece en el portal de la editorial y felicito a su autora, pues su obra ayuda a llenar el vacio existente de trabajos monográficos en castellano sobre temas de historia estadounidense.


Una historia del movimiento negro estadounidense en la era post derechos civiles (1968-1988)La presente obra analiza la evolución de la lucha y la resistencia de los afro-norteamericanos a lo largo de las décadas de 1970 y 1980 desde una perspectiva que incorpora las categorías de racismo, raza y clase. Desde la centralidad de las elaboraciones discursivas e institucionales de las nociones de raza y racismo, así como desde el papel fundamental que ha adquirido la ideología de la supremacía de la raza blanca en el devenir histórico estadounidense, la población negra ha entendido su lucha desde la noción de raza como lugar de resistencia, lo que ha delimitado sus acciones a la hora de perfilar estrategias de lucha colectiva. El estudio de determinados movimientos significativos de cada región del territorio (centro-oeste, el sur profundo, noreste, este) evidencia cómo estos permiten establecer conexiones y continuidades en cuanto a problemas, tácticas y estrategias, formas de organización, retóricas discursivas y tipos de participación, que dieron forma a un complejo, heterogéneo y versátil proceso de incesante movilización nacional mediante el cual la comunidad negra desafió al racismo institucional estadounidense bajo las consignas de raza y clase.

Read Full Post »

Gilder Lehrman Fellowship, A Short-Term Research in USA - World ...

El Gilder Lehrman Institute of American History anuncia el inicio de sus cursos en línea y gratuitos de historia de EEUU para estudiantes de escuela intermedia y superior: American History through Film: Civil War and Cinema,  American History through Song: Revolution to Depression, AP United States History, The History of the Voting Rights Struggle y The United States, 1492-1865.

Comparto estas imágenes para que los interesados tengan una idea más clara de este programa.

Screen Shot 2020-06-15 at 1.08.40 PM

Screen Shot 2020-06-15 at 1.09.10 PM

Screen Shot 2020-06-15 at 1.09.33 PM

Read Full Post »

We're History

We’re History es una bitácora dedicada a la historia de Estados Unidos cuya particularidad es que da espacio a analistas académicos y no académicos. Su objetivo es entender cómo Estados Unidos ha llegado a ser la nación que hoy es.

En su edición del 15 de abril de 2020, We´re History publica un trabajo de Peter H. Wood titulado “Infection Unperceiv’d, in Many a Place”: The London Plague of 1625, Viewed from Plymouth Rock“.  Wood analiza el impacto de la plaga de peste bubónica que mató a 40,000 londinenses en 1625, en el desarrollo de la colonia de Plymouth. Fundada por los Puritanos en 1620, Plymouth fue el segunda asemtamiento europeo exitoso en lo que hoy conocemos como Estados Unidos.

En nuestro contexto de pandemia global, el análisis de temas como este resulta màs que pertinente.

Dr. Wood es profesor emerito de Duke University

Plague in London. Title artwork from a 17th century pamphlet on the effects of the plague on London. This pamphlet, A Rod for Run-awayes, by Thomas Dekker, was published in 1625, one of the years in which a plague epidemic broke out. The plague (or Black Death) affected Europe from the 1340s to the 1700s. It is thought to have been bubonic plague, caused by the bacterium Yersinia pestis, and spread by fleas on rats.

 

“Infection Unperceiv’d, in Many a Place”: The London Plague of 1625, Viewed from Plymouth Rock

By 

The year of Covid-19 also marks the 400th anniversary of the Mayflower. Its famous voyage brought to New England a band of Protestant “separatists,” many of whom had migrated from England to Holland in 1608 for religious reasons. In 1620, a portion left Leiden with plans to settle in America. In September, at Plymouth, England, they crowded aboard a 160-ton vessel bound for Virginia. After a stormy two-month crossing, they landed near Cape Cod instead.

The Pilgrims’ faced a stark isolation. They “had now no friends to welcome them,” Governor William Bradford recalled. “Besides, what could they see but a hideous and desolate wilderness.” The striking scarcity of local inhabitants was as surprising as the harsh winter. Indian towns had been literally decimated when European ships introduced unfamiliar diseases. Between 1617 and 1619, one onslaught had killed nearly nine tenths of the coastal population. As Bradford put it, “skulls and bones were found in many places lying still above ground.”

Short on shelter and supplies, the new Plymouth Colony faced sickness of its own, losing half its members in the first winter. Still, by 1624 new arrivals had expanded their numbers to 180, housed in several dozen dwellings. With the Virginia Company seeking reimbursement for its investment, the colonists amassed stacks of beaver pelts and barrels of salt cod. That way, ships bringing expensive supplies would not be returning to England with empty cargo holds.

But in 1625, New England’s “hideous and desolate” isolation suddenly began to seem a God-given blessing in disguise. Captain Miles Standish had been sent back to England, aboard a ship laden with furs and fish, to negotiate with overbearing creditors for their “favour and help.” He went at “a very bad time,” Bradford related, for their home country was “full of trouble.” To his dismay, Standish found “the plague very hote in London, so no business could be done.”

Hot indeed. England’s plague had arrived, apparently from Holland, early in 1625, but it went undetected through most of March. George Wither, a poet who survived the epidemic, recalled how the stealthy sickness first approached London through the city’s “well-fill’d Suburbs” and spread there undetected for weeks:

Infection unperceiv’d, in many a place

Before the bleare-ey’d Searchers, knew her face.…

On March 25 the Privy Council, aware that the contagion had entered the city, rebuked London officials for squandering an opportunity to act quickly and failing to take preventive measures weeks earlier. With the benefit of hindsight, members argued that swift action might have “stayed” the outbreak. “You may be assured,” they threatened the Lord Mayor and his aldermen, that a full accounting for this critical failure “will be demanded at your hands.”

Two days later, an unrelated event complicated the situation. On March 27, King James I died of dysentery at his country estate in Hertfordshire. The fifty-six-year-old monarch had been seriously ill for some time. (Ironically, his predecessor, Elizabeth I, had also died of unrelated causes at the start of a major plague outbreak in 1603.) Despite the pending crisis, news of the king’s death prompted preparations for a state funeral and for the public coronation of Charles I.

London witnessed the royal burial, plus crowded church services, on May 7. Five weeks later, the new monarch arrived in the city with his French bride. Parliament convened three days after that, as the death toll continued to rise. “Though the sickness increase shrewdly upon us,” a prominent Londoner wrote on June 25, “yet we cannot find in our hearts to leave this town, so long as here is such doings, by reason of the queen’s arrival, and the sitting of the Parliament.”

The next two months told a different story, underscoring the deep-seated class divisions that almost always emerge in moments of mass contagion. As with the United States today, England in 1625 had experienced decades of growing inequality. One writer complained that as aspiring yeomen became gentry, rich gentry in turn became “knights, and so forth upward.” Meanwhile, “the poorest sort” were becoming “stark beggars” with no safety net beneath them.

Facing plague, the wealthy left the city in droves, and Parliament adjourned on July 11. The first week of the month saw 593 plague deaths in 57 local parishes, but during the last week of July official “searchers” recorded 2,471 victims in 103 parishes. By August 1, at the start of a month that would see the highpoint of the epidemic in London, Parliament reconvened in Oxford. Over the next four weeks, more than 16,000 inhabitants of the capital died of plague.

By the end of 1625, the contagion had claimed nearly 70,000 lives across England. More than half the deaths had been in London. There, the disease had killed well over 35,000, in a city of fewer than 330,000 people. Many more may have been undiagnosed victims. One Londoner wrote that “to this present Plague of Pestilence, all former Plagues were but pettie ones.” Another lamented that no prior chronicle had “ever mentioned the like” for “our famous citie.”

As for Standish, he found the English adventurers who supported the Plymouth Colony were fearful in the midst of an economic collapse and a public health disaster. When the New Englander sought a loan, they could only offer him money at a whopping 50% interest rate.  As Bradford later summarized: “though their wills were good, yet theyr power was litle. And ther dyed such multitude weekly of the plague, as all trade was dead, and litle money stirring.”

In early April 1626, the Plymouth colonists welcomed Standish home safely, but his mission had been unsuccessful, and “the news he brought was sad in many regards.” Numerous English allies had been struck down financially and physically, “much disabled from doing any further help, and some dead of the plague.” Faced with such news and given “the state of things,” Bradford observed of his colonists, “it is a marvell it did not wholy discourage them and sinck them.”

If the Mayflower colonists were “separatists” from the Church of England in religious terms, they were also saved by their geographical separation from London’s plague. According to Bradford, “they gathered up their spirits” from this low point and “begane to rise againe.” Nothing aided them more than their remoteness from European epidemics, and their relative immunity from the diseases killing Native Americans, including their Patuxet mentor, Squanto.

Thomas Dekker used this image on the title page when he published A Rod for Run-awayes in 1625. His pamphlet described that year’s memorable outbreak of plague in London. It is thought to have been bubonic plague, caused by the bacterium Yersinia pestis and spread by fleas on rats. During a typical outbreak, tens of thousands died in London alone. Death (shown here as a skeleton, with London in the background) stands on new coffins, casting arrows at the fleeing people and saying he will follow them. The lightning overhead represents God’s wrath.

Read Full Post »

seguridad-colectiva-chrysler-building1El edificio Chrysler es una joya arquitectónica de la ciudad de Nueva York. Con sus 300 metros de altura, el Chrysler se levanta majestuoso con su estilo art déco, como uno de los símbolos de la Gran Manzana. El Chrysler fue construido al comienzo de la Gran Depresión por cientos de trabajadores que luego de inaugurado cayeron en el olvido.

La revista digital Aeon comparte  un intersante video que recoje imágenes de la instalación de uno de los águilas que distinguen al Chrysler del resto de los rascacielos niuyorquinos. Vemos, además, trabajadores laborando en las alturas sin equipo de seguridad y arriesgando, por ende, su vida, pero orgullosos de su labor.

Comparto con mis lectores este video.


Captura de pantalla 2020-04-24 a la(s) 13.01.02.png

‘Quite a height, ah?’ A tour of the Chrysler Building by those building it

Aeon   24 April, 2020

The Chrysler Tower … stands by itself, something apart and alone. It is simply the realisation, the fulfilment in metal and masonry, of a one-man dream, a dream of such ambition and such magnitude as to defy the comprehension and the criticism of ordinary men or by ordinary standards.
– The Architectural Forum, October, 1930

Today, it’s easy to mistake the Chrysler Building for just another skyscraper dotting the New York City skyline. But upon its completion in 1930, and until it was surpassed by the Empire State Building in 1931, it was the world’s tallest manmade structure. At the time, the tower was notable not just for its sheer mass, but for its polarisation of architecture critics, with detractors deriding the building as an unsightly novelty, and a monument to the grand ego of its car magnate namesake, Walter Chrysler. But, as is clear in this footage filmed by Fox Movietone News, while the building might have originated as a ‘one-man dream’, it was built on the backs of fearless ironworkers – self-proclaimed ‘roughnecks’, who constructed it without harnesses or hard hats. This footage from 1929 and 1930 of the building’s construction – including the placement of an iconic 61st-floor Art Deco eagle – showcases how these workers were less comfortable delivering canned lines for the cameras than they were sitting atop beams hundreds of feet high.

This footage was accessed and published by Aeon with the permission of the University of South Carolina’s Moving Image Research Collections, an archive that ‘preserves films and videos produced outside the American feature film industry to make them available to present and future audiences’.

Read Full Post »

USAbroad - Journal of American History and Politics

Acabo de descubrir una revista académica que me ha resultado particularmente interesante. Se trata de USAbroad The Journal of American History and Politics, auspiciada por el Departamento de Política y Ciencias Sociales de la Universidad de Bolonia.  Con sólo tres volúmenes publicados desde el 2018, USAbroad es un revista joven cuya particularidad es que busca generar un espacio de publicación para los estudiantes recién doctorados. Su enfoque es claramente político con ensayos sobre temas como el Occupy Wall Sreet Movement, la propaganda estadounidense en Rusia y el Comité Church.

Para aquellos intersados en la historia política de los Estados Unidos, USAbroad podría ser una fuente importante de trabajos recientes de nuevos académicos.

Norberto Barreto Velázquez

Lima, 7 de abril de 2020

Read Full Post »

flu-prevention-methods-gettyimages-82090912

Si de algo sirve el estudio de la historia, digan lo que digan los posmodernos, es para entender o aclarar el presente.  En mi caso, descubrí la utilidad de la historia de adolescente cuando buscaba respuestas a mis preguntas sobre la relación de mi patria, Puerto Rico, con los Estados Unidos. Así se inició un romance que dura hasta el día de hoy.

En la presente coyuntura de pandemia mundial y confinamiento social, el estudio del pasado se hace más relevante aun, pues no permite contextualizar nuestro terrible presente.

Comparto con ustedes un corto ensayo del Dr. Manuel Peinado, catedrático de la Universidad de Alcalá, que espero les sea útil para entender o acalarar estos tiempos dificiles que nos han tocado vivir.

Dr. Norberto Barreto Velazquez

2 de abril de 2020


 

Coronavirus en Estados Unidos: lo que nos enseña la historia

Diálogo Atlántico   2 de abril de 2020

Estados Unidos se acaba de convertir en el nuevo epicentro de la COVID-19, la nueva enfermedad transmitida por el coronavirus SARS-CoV-2: el país tiene ahora más casos de coronavirus que cualquier otro país del mundo. Desde que se detectó el primer caso en Seattle el 20 de enero, el virus ha contagiado al menos a 181.099 personas en los 50 estados, según las cifras oficiales (siempre más reducidas que las reales). De esos casos registrados, 3.606 son fallecidos, 1.550 de ellos en Nueva York.

En un país con 329 millones de habitantes, esas cifras significan una incidencia proporcionalmente mucho más baja que en España o Italia. Pero todo apunta a una escalada rápida provocada por el inevitable crecimiento exponencial que caracteriza el inicio de todas las epidemias.

Hay razones estructurales por las cuales Estados Unidos tiene dificultades para ofrecer una respuesta a la pandemia: la atención médica privatizada y cara, la deficiente red de asistencia social y la autoridad descentralizada. Esta última, además de una amenaza para la propia democracia, en la guerra biológica contra el coronavirus, es una deficiencia de primera magnitud.

¿Qué está ocurriendo exactamente? Observen la Figura 1. Las estrellas en negrita indican el día en el que diferentes países adoptaron medidas de mitigación consistentes en el confinamiento nacional, regional o local de las poblaciones afectadas. Estados Unidos aún no las ha adoptado. Para entender lo que está pasando allí hay que poner el foco en lo que sucede ahora y lo que sucedió hace más de un siglo. En la lucha contra la actual pandemia, el país se enfrenta a los mismos problemas constitucionales que dificultaron el control de la epidemia de gripe de 1918.

Figura 1. Los costes humanitarios del brote de coronavirus continúan aumentando, con más de 719,000 personas infectadas en todo el mundo. El número de fallecimientos confirmados ha superado los 33.900. Datos a 30 de marzo (Fuente).

 

La gripe de 1918, también conocida como gripe española, duró hasta 1920 y se considera la pandemia más mortal de la historia moderna. Desde su primer caso conocido, que tuvo lugar cerca de una base militar de Kansas en marzo de 1918, la gripe se extendió por todo el país. Al final de la pandemia, entre 50 y 100 millones de personas habían muerto en todo el mundo, incluidos más de 500.000 estadounidenses.

En 2007, dos estudios científicos intentaron explicar cómo influyeron en la propagación de la enfermedad las distintas respuestas ofrecidas en diferentes ciudades. Al comparar las tasas de mortalidad, el tiempo y las intervenciones de salud pública, los investigadores descubrieron que las tasas de mortalidad eran alrededor de un 50% más bajas en las ciudades que adoptaron medidas preventivas desde el principio en comparación con las que lo hicieron tarde o no lo hicieron (Figura 2C). Además, las ciudades que adelantaron el distanciamiento social se recuperaron económicamente mejor tras la pandemia.

Figura 2. A. Adoptar medidas de aislamiento social un día después eleva espectacularmente el número de contagiados (Luis Monje). B. Número de muertes previstas en Gran Bretaña y Estados Unidos en el caso de no adoptarse medidas de aislamiento social (Fuente). C. Diferencias de casos mortales registrados en diferentes ciudades norteamericanas. San Luis y Nueva York, las primeras en aplicar medidas de aislamiento fueron las que menos casos registraron (Fuente). D. Diferencias en el número de casos mortales registrados entre Filadelfia y San Luis. Dos ciudades que adoptaron medidas de aislamiento en fechas diferentes (Fuente).

 

Ahora como entonces, las intervenciones de aislamiento social son la primera línea de defensa contra una epidemia en ausencia de una vacuna. Estas medidas incluyen el cierre de escuelas, tiendas y restaurantes; imponer restricciones al transporte; ordenar el confinamiento social y prohibir las concentraciones públicas. Pero en cada zona del país se aplican directrices distintas.

La restricción de viajes a Europa que hizo la Administración estadounidense es una medida en la buena dirección: probablemente el país ganó unas horas, quizás un día o dos para frenar la expansión del virus. Pero no más. No es suficiente. Eso es contención cuando lo que se necesita en estos momentos es mitigación. Y es ahí donde el poder federal tropieza con la capacidad legislativa de los estados.

Aunque la mitad de los ciudadanos está sometida a diferentes grados de distanciamiento social, cada estado (e incluso cada condado o cada gran ciudad) actúa por su cuenta en función en la gravedad de la situación en su territorio, sin olvidar que las autoridades actúan influidas en ocasiones por un trasfondo social.

El presidente Trump tiene las manos constitucionalmente atadas a la hora de declarar un estado de alarma como el declarado en España. Sin embargo, el virus circulará por mucho que el presidente desee que desaparezca. Frente a la crisis del coronavirus el trumpismo no parece a la altura de las circunstancias, como ha ido demostrando el empecinamiento interesado del presidente y de los grupos negacionistas que lo sostienen en acabar con la cuarentena cuanto antes para volver a la normalidad.

El 9 de marzo Trump acusó de embusteros a los medios de comunicación y a los demócratas por conspirar “para inflamar la situación del coronavirus” y dijo equivocadamente que la gripe común era más peligrosa.

Abrumado por las cifras cada vez más preocupantes y por el informe del Imperial College que pronosticaba 2.200.000 muertes de estadounidenses de no adoptarse medidas (Figura 2B), el 30 de marzo, la Casa Blanca emitió las primeras recomendaciones federales de distanciamiento social que podrían durar hasta junio.

Pero son solo eso, recomendaciones, que no son suficientes en el combate actual. En 1918, la clave para acabar con la epidemia fue el aislamiento social. Y eso probablemente sigue siendo cierto un siglo después.

Read Full Post »

Older Posts »